jabon antiséptico

Jabon antiséptico: todo lo que necesitas saber

En el año 2020 el mundo debió re-aprender y profundizar algo tan sencillo y común como lo es el lavado de manos ya no solo por nuestra salud, sino por la de todos. Para algunos fue engorroso, pero para muchos otros nos fue noble, ya que el sólo uso de un jabon antiséptico significaba un aporte a la humanidad.

Y si al uso del jabon antiséptico volvimos con motivo de marca mayor, con el debemos seguir por toda nuestra historia de vida. Es lo debido y necesario. He aquí el fundamento de este artículo: higiene por y para todos, así usted sea enfermera, dependiente de una tienda, tenga comercio con una churrera o venda fruta. En todos estos campos amerita una higiene profunda que este producto le puede asignar.

¿Qué es un jabon antiséptico?

Como todos aquellos antisépticos para uso humano o animal, el jabon antiséptico es aquel que se presenta en panelas o geles formulados para evitar el desarrollo de microorganismos en la superficie de la piel y también en el cuero cabelludo como en las membranas mucosas a las que puede superficialmente acceder; el balance de sus agentes en un 99.9% de los casos no causa irritación o daño a la piel.

¿Qué le diferencia de  otros tipos de jabones?

jabon antiséptico El jabon antiséptico es de uso humano y también existen versiones para animales domesticados; se hace más adecuado cuando existe cicatrización de heridas, post – parto, irritaciones con otros agentes químicos y como hemos visto para profundizar la limpieza de manos, brazos y cara en contra de agentes infecciosos como el COVID 19.

En cambio, los otros jabones si bien limpian y pueden llegar a desinfectar (medianamente aptos para el baño diario), lo hacen con agentes un poco más invasivos, abrasivos, sin balance y con alta propensión a la irritación. De usual estos son los jabones tipo detergente en polvo o jabones de panela para ropa. Los que no son de este tipo ni jabon antiséptico pero se formulan para limpieza corporal son los jabones de tocador.

Ahora, los jabones convencionales sí pueden ser utilizados con materia inerte para su lavado (tazas, platos, bisturí, ventanas, guantes, mascarillas), algo que no se recomienda con el jabon antiséptico por no realizar la limpieza abrasiva requerida, lo único que lograría es quitar sucio y microorganismos pero no atender las fibras.

Características del jabon antiséptico

  • Su poder germicida y antibacterial.
  • Mantiene su efectividad por horas.
  • Desliza cómodamente en la piel, sea en barra o gel.
  • Penetra en los pliegues y poros de toda nuestra piel, sin ser invasiva.
  • No irrita la piel ni mucosas.
  • No son tóxicos.
  • Poseen aromas que tampoco resultan alérgicos al no poseer propiedades organolépticas desagradables.
  • Solubles en agua o alcohol.

Agentes químicos alternos

Algunos ingredientes con los que un jabon antiséptico hace vida de manera comercial son:

  • Aloe Vera.
  • Coco.
  • Hierbas.
  • Cacao.
  • Aceite de Oliva.
  • Leche de almendras.
  • Miel y pepino.

Pero en el área sanitaria, de común el jabon antiséptico es formulado con Yodopovidona o Povidona Yodada, de uso regular para todos los pacientes a excepción de los que son alérgicos al yodo a quienes se les aplicará una marca comercial de usual con las fragancias antes citadas.

Ventajas de usar el jabon antiséptico

  • Son capaces de destruir en menos de 15 minutos a los gérmenes y bacterias alojados en material vivo.
  • No altera la piel.
  • Destruye por igual a virus y hongos y otras esporas que pueden causar alergias en personas sensibles.
  • Funciona en área con regular o alta capilaridad.

Desventajas

  • No destruye al virus del VIH, la hepatitis, de algunos hongos (micosis) o de levaduras.
  • No es apto para el lavado de ropa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribete gratis y aprende como hacer JabónConsejos, trucos, vídeos...