14 noviembre, 2019

Cómo quitar el dolor de mandíbula por estrés

El estrés y la ansiedad son unos de los principales factores que pueden generar dolor y molestias en la mandíbula y en la zona baja de la cara.

¿Por qué el estrés causa dolor en la mandíbula?

La razón principal por la que a menudo muchas personas presentan dolores repentinos o parciales en la mandíbula, se debe a que el estrés tiende a ocasionar que la persona rechine o apriete los dientes de manera inconsciente.

Lamentablemente, la acumulación del estrés físico no solo perjudica la mandíbula, con ella los dientes, la boca y, por supuesto, la salud en general.

Sin embargo, existen diferentes tratamientos fáciles y económicos que ayudan a combatir este molesto padecimiento.

¿Cómo quitar el dolor de mandíbula por estrés?

Por supuesto que controlar el estrés y llevar una vida más calmada es la mejor opción para eliminar de raíz el problema; igualmente, existen diferentes métodos que ayudan en a eliminar el dolor de mandíbula mientras se trata el estrés.

Algunos de estos tratamientos son:

Masajear la zona:

  • Los masajes son un tratamiento efectivo ya que promueven la circulación de la sangre y de esta manera disminuyen la tensión.
  • Deben realizarse de manera delicada, si se desea, se puede usar aceite de coco o almendras para hacerlo más relajante.

Se recomiendan de dos a tres veces al día, haciendo movimientos circulares con los dedos índice y medio a lo largo de la línea de la mandíbula.

Compresas de hielo:

  • La temperatura fría ayuda a desinflamar los nervios y calmar el dolor del área mandibular.
  • Para hacer las compresas se deben envolver cubos de hielo en un paño o toalla, colocar en ambos lados de la mandíbula durante 10 minutos y repetir en caso de ser necesario.

Jamás se debe aplicar el hielo directamente en la piel ya que podría lastimarse; igualmente se recomienda esperar de 10 a 15 minutos antes de repetir el proceso.

Elige alimentos blandos:

  • Los alimentos duros y crujientes no son la mejor opción cuando se tiene dolor de mandíbula por estrés, ya que los mismos tensan los músculos de la quijada.
  • Alimentos cocidos, blandos y líquidos como sopas y vegetales al vapor son los ideales mientras se busca sanar la mandíbula; mientras que los menos recomendables son las galletas crujientes, frutos secos y mascar chicle.

Además de estos consejos, es de gran importancia tratar el estrés, para esto se puede practicar yoga, reiki o  hacer meditaciones guiadas y en caso de ser necesario buscar ayuda profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *