16 octubre, 2019

Qué es el glucomanano y para qué sirve

El glucomanano es conocido y usado como alimento y medicina tradicional por las civilizaciones orientales desde hace cientos de años.

Sin embargo, desde hace más de dos décadas ha ganado popularidad a nivel internacional, por lo que actualmente se consigue con facilidad en diferentes supermercados y tiendas de diferentes países.

¿Qué es el glucomanano?

Es una fibra dietética altamente hidratante y catalogada como complemento alimenticio que se obtiene de una planta perenne perteneciente a la familia Araceae.

También se le conoce como Konjac, por la Amorphophallus Konjac K. Konch, nombre de la planta de donde se obtiene, la cual es cultivada principalmente en países asiáticos.

¿Cómo se consume?

Comúnmente se consume en forma de pasta, la cual se cocina de manera tradicional; también se suelen suministrar como pastillas de 2 a 3 gramos al día.

Propiedades del glucomanano  

  • Se conoce por no aportar calorías, propiedad que lo hace famoso en cuanto a dietas para adelgazar se trata.
  • Por ser hidratante, esta fibra dietética captar rápidamente el agua, 1 gramo de glucomanano puede absorber 200 ml de agua, lo que le hace aumentar su volumen y adquirir una consistencia viscosa.

¿Para qué sirve el glucomanano?

  • La popularidad del glucomanano se debe principalmente por su uso en la dietas para adelgazar; igualmente, esta fibra dietética aporta beneficios para el organismo, algunos de ellos presentados a continuación.

Sensación de saciedad

  • La razón por la que el glucomanano es tan eficiente en las dietas se debe a su poder saciante.
  • Esto lo logra debido al volumen que adquiere al hidratarse, lo cual forma una especie de pasta viscosa en el estómago y disminuye la ansiedad de comer en las personas que lo consumen.
  • Por otra parte, el glucomanano se recomienda en los planes de control de peso por no aportar calorías; sin embargo, según estudios, no se debe consumir en exceso por no ofrecer suficientes nutrientes.

Reduce el estreñimiento

  • Por ser una fibra soluble, el glucomanano ayuda a regular el tránsito intestinal; este se puede comparar con la avena en cuanto a su función de prevenir y reducir el estreñimiento.
  • Además, por fomentar la producción de heces blandas, contribuye en la creación y crecimiento de las bacterias sanas que protegen la flora intestinal.

Disminuye el colesterol y triglicéridos

Al consumir glucomanano se crea un gel viscoso que cubre la mucosa intestinal, la cual disminuye la absorción de grasas y sales biliares, evitando de esta manera el colesterol y enfermedades cardiovasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *