Pomadas para tatuajes

Elena Mendez
Escrito por Elena Mendez

Hoy en día, la tendencia de tatuarse la piel es muy extensa. Incluidos jóvenes y también adultos de todas las edades, gracias a la función conmemorativa y simbólica que un tatuaje le da a un evento o una vivencia. Así como el hecho de expresar gustos y culturas, entre otras cuestiones que lo hacen llamativo hoy en día; incluyendo el hecho de que hayan artistas del tatuaje tan talentosos.

Ahora, al ser el tatuaje una obra que va plasmada literalmente debajo de la piel, los cuidados que se deben tener al terminarse no son pocas. Se podría decir que la piel queda expuesta y tiene que cicatrizar como cuando se produce cualquier herida; ya que la tinta entra y perfora la piel. Sin embargo, con una pomada para tatuajes usada de manera correcta sanará muy bien.

Cuidados para un tatuaje recién hecho

En primer lugar, un tatuaje ya hecho no necesita de ningún tipo de cuidados, ya que se encuentra totalmente sanado y cicatrizado. No obstante, su color, definición y calidad general se ven afectados por cómo se cuidó y se hizo la curación del tatuaje cuando estaba recién hecho. Es decir, un tatuaje mal curado o mal cuidado luego de realizarse perderá calidad, color y detalle.

Por eso, cuidar un tatuaje de manera correcta es muy importante si queremos que se vea durante muchos años como el primer día. Es así que, al terminar de hacerse un tatuaje en la piel, es recomendable cubrirlo con papel tipo fil transparente; al menos dos veces al día para que la obra no tenga ningún contacto con elementos externos que puedan dañarla.

Luego, viene la parte de la limpieza; siempre es recomendable lavar el tatuaje dos veces al día con jabón neutro de preferencia, para evitar algún tipo de alergia. Y por último, la aplicación de una pomada para tatuajes, siendo la más importante porque ayudará a que sane, se hidrate y tome buen brillo en cuanto a los colores, aliviando también si se siente molestia.

El tatuaje al lavarlo no debería ponerse directamente bajo el agua ya que podría ser molesto para un tatuaje nuevo. Salpicando con agua y lavándose con detenimiento su limpieza será mucho más efectiva y menos dolorosa. De igual forma para secarlo la mejor manera de curar tatuajes es dejarlo hacerlo por sí solo al aire libre.

Distintas pomadas para tatuaje recomendadas

Las pomadas en los tatuajes tienen un paso fundamental para tener cuidada la piel y la zona del tatuaje. Esta debe ser aplicada durante unos 3 o 5 días hasta que empiece a pelarse y cambiar la loción utilizada. Hay que evitar las erupciones con el tatuaje por lo que hay que tener siempre limpio los poros del tatuaje. Existen pomadas para tatuajes en el mercado que tienen un precio accesible para los que deciden tatuarse. Aquí presentamos unas de las mejores opciones para utilizar como pomadas para curar el tatuaje.

  • Pomada Regenerum de Cumlaude: esta crema es un producto reparador y regenerador, sobre todo para pieles resecas donde se ha realizado un tatuaje. Así, puedes aplicarla directo en él para que tome brillo y realce los colores, ayudándolo a sanar al mismo tiempo gracias a sus componentes que actúan con irritaciones e infecciones cutáneas. 
  • Crema protectora Bepanthol: si un tatuaje genera comezón, enrojecimiento y otro tipo de molestia, esta pomada es la mejor recomendación por su indicación de tratar piel de bebé que son delicadas. Al mismo tiempo, ayuda a cicatrizar los tatuajes y genera una capa protectora de los colores y detalles; siendo perfecta para utilizar en este caso. 
  • Pomada Urgo Tattoo: si tienes un tatuaje nuevo que cuidar, la crema Urgo es la solución perfecta por ser ideada para tal fin. Hidrata, repara y cicatriza un tatuaje en tu piel en tiempo récord, gracias a sus elementos refrescantes y regeneradores. Incluso, dicha pomada ayuda a proteger el tatuaje del sol, al tener protector solar en su fórmula.

Lo importante que puede ser una pomada para después de hacerse un tatuaje

Como ya se sabe luego de hacerse un tatuaje el cuidado del mismo es muy importante para mantener su estado. Curar un tatuaje no depende de solo vendarlo y mantenerlo así hasta que se cure y esté listo para liberar. Al cuidar un tatuaje influye mucho la forma en que no retiramos el tatuaje y como lo lavamos con cuidado.

Las pomadas tienen una función fundamental para evitar algún tipo de infección; algún picor u otro factor que altere la piel. La limpieza siempre es importante junto a la pomada para lograr dejar evolucionar de la mejor forma el tatuaje.

Evita rascar el tatuaje ya que la piel se secara o formará una especie de costra y para esto son las pomadas. Hidrata mucho la zona para que pueda estar de la mejor manera el tatuaje y no presente problemas con sus colores. Cuida tu tatuaje de la mejor manera sin olvidar la importancia que tienen las pomadas para tatuajes.

/* ]]> */