19 noviembre, 2019

Cómo y cuándo podar las rosas

Una de las flores más cotizadas a nivel mundial son las rosas, por su puesto que se debe a su belleza y su representación de amor y cariño.

Las rosas lucen hermosas en el jardín, sin embargo, también lo hacen como adorno en el interior, además, son un excelente regalo para la pareja, amigo, o alguna persona en recuperación.

Podar las rosas

Para poder realizar algún arreglo floral para el interior del hogar, oficina, o simplemente para regalar, por supuesto que es necesario poder el rosal.

Uno de los secretos para mantener el rosal en crecimiento y saludable, se encuentra en saber podar la planta, ya que este es uno de los cuidados más importantes.

¿Cómo podar las rosas?

Aunque es uno de los procesos más relevantes para mantener la vida de la planta, podar las rosas es bastante sencillo.

Lo primero que se necesita es conseguir los instrumentos necesarios, que son:

  • Tijera de jardín.
  • Guante para evitar pinchazos con las espinas.

La tijera debe estar en muy buen estado para lograr un buen corte, así se asegura que el rosal crecerá de manera abundante y dará flores brillantes.

Una vez se tenga lo necesario, se procede a seguir los siguientes pasos:

  • Limpiar y preparar la planta:

Lo primero que se debe realizar es retirar todas las flores y hojas que ya han marchitado, igualmente, retirar las ramas y los delgados brotes de color marrón o gris.

Los crecimientos mencionado siempre deben cortarse justo hasta el lugar donde empieza nuevamente el tejido sano y verde.

Ocasionalmente se generan brotes en el pliegue de las ramas, estos también deben ser eliminados.

  • Podar las rosas:

Se deben elegir los tallos verdes y sanos, con yema y hoja para realizar el corte.

El corte debe inclinarse 45 grados en dirección opuesta a la yema y a unos 5 mm por encima de la misma.

Es muy importante no podar por arriba de los 6 mm ya que es más fácil atraer plagas y enfermedades a la planta.

Repetir el procedimiento en cada tallo seleccionado para podar, es necesario verificar que la tijera permanezca perfectamente afilada.

  • Riego y cuidado:

Se recomienda regar y agregar unos 5 cm de composta para nutrir los nuevos tallos, cuidando de mantener sana la tierra alrededor de la base del rosal.

¿Cuándo podar las rosas?

Con la finalidad de mantener una planta sana, es recomendable podar el rosal al menos dos veces al año.

Se considera  que finales de verano e invierno son las mejores épocas para podar las rosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *