16 octubre, 2019

Cómo hacer jugos para la anemia

La anemia es una condición que afecta a tanto a gran cantidad de personas a nivel mundial incluyendo todo rango de edades.

Esta afección sucede por el déficit de glóbulos rojos en la sangre, lo que evita que el oxígeno llegue de manera eficiente al resto del cuerpo, este artículo te mostraremos paso a paso cómo hacer jugos para la anemia

¿Qué causa la anemia?

La causa más común de la anemia es la falta de hierro; este mineral es indispensable para la producción de la hemoglobina.

Por su parte, la hemoglobina es la proteína encargada de transportar el oxígeno dentro de los glóbulos rojos, por lo que, su ausencia evita que los órganos funciones de manera eficiente y le resta energía al cuerpo.

Síntomas de la anemia

Existen algunos síntomas que ayudan a identificar la anemia, sin embargo, se recomienda consultar al médico para realizar los exámenes adecuados.

Los síntomas que se experimentan al tener anemia incluyen:

  • Fatiga
  • Mareo
  • Dificultad para respirar
  • Intolerancia al frío

Jugo para combatir la anemia

Algunos alimentos ricos en hierro son recomendados para combatir la anemia, ya que fomentan la producción de glóbulos rojos y mejoran la hemoglobina.

Jugo de remolacha y zanahoria

La remolacha o betabel es una raíz vegetal consumida como hortaliza y caracterizada por su color tinto y fuerte.

Son muchos los beneficios que aporta la remolacha al organismo; es antioxidante, ayuda a mantener los niveles adecuados de presión, fortalece el sistema inmune, facilita la digestión entre otros.

Esta raíz es recomendable para combatir la anemia debido a su alto contenido de hierro, lo que ayuda a elevar la hemoglobina y fomenta la producción de glóbulos rojos.

La zanahoria de este jugo para la anemia, ayuda a dar energía al cuerpo y aportar vitamina A (betacarotenos) y C, las cuales ayudan en la producción de glóbulos rojos.

La preparación de el jugo contra la anemia es bastante simple, solo se necesita seguir los siguientes pasos:

Ingredientes:

  • 1 Remolacha.
  • 2 Zanahoria pequeñas o 1 grande.
  • 1 Vaso de agua.
  • 1/2 cucharadita de miel (opcional)
  • 1 limón (opcional)

Preparación:

  1. Lavar y pelar tanto la remolacha como la zanahoria; si desea el sabor amargo de la remolacha puede dejarle la piel.
  2. Cortar la remolacha en cubos y la zanahoria en rodajas.
  3. Agregar la remolacha, la zanahoria, y el agua en el vaso de la batidora.
  4. Batir entre 2 o 3 minutos.
  5. Antes de servir, se puede colar para evitar grumos en el jugo.
  6. Servir y agregar miel para endulzar o zumo de un limón para darle un toque ácido.
  7. Disfrutar del sabroso jugo contra la anemia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *