Cómo combatir el cabello graso

Elena Mendez
Escrito por Elena Mendez

Un mal mantenimiento de nuestro cabello, un incorrecto uso de productos para el lavado, o en el peor de los casos una desafortunada genética, son unos de los tantos factores que pueden llevarnos a producir grasa capilar en exceso y por lo tanto lucir un pelo sucio y poco atractivo.

Afortunadamente esto es algo que puede evitarse mediante pequeños cambios o bien utilizando un champú para cabello graso en nuestra rutina diaria, pues existen una serie de métodos que podremos adoptar para poco a poco mejorar la salud y apariencia de nuestro cabello. Se trata de costumbres y modos de limpieza que sin dudas nos harán olvidarnos para siempre de la grasitud capilar.

Actuando contra el pelo graso

Modifica tu rutina de lavado si bien puede resultar algo un tanto obvio, muchas personas dejan de lado de la importancia que una buena rutina de lavado supone para lograr una cabellera saludable. Y cuando hablamos de un “buen lavado”, no nos referimos a lavar el cabello todos los días, pues esto puede resultar contraproducente. Simplemente opta por lavar tu cabello con los productos correctos de dos a tres veces por semana en lugar de hacerlo todos los días y notarás cambios significativos en poco tiempo.

Utiliza acondicionador solo en las puntas

Uno de los errores más comunes de las personas que sufren de cabello graso es el de aplicar acondicionador en toda la extensión del cabello. Es bien sabido que el uso del acondicionador debe limitarse exclusivamente a las puntas, buscando así evitar resequedad y resquebrajamiento en dichos extremos. No sucede lo mismo con la porción más cercana a la raíz, ya que de aplicar acondicionador en esta parte, estaremos fomentando la acumulación de humedad y por tanto más grasa.

Evita el agua muy caliente

El agua caliente es uno de los enemigos principales de un cabello saludable. Es bien sabido que aplicar agua caliente en nuestro cuero cabelludo abrirá nuestros poros y estimulará la creación de grasa capilar. Es por esto que se recomienda hacer uso de agua tibia o fría al momento del lavado del cabello. La temperatura baja ayudará a mantener la hidratación del cabello al tiempo que la creación de materia grasa se verá frenada por el cierre de las cutículas.

¡No te toques el pelo!

Si no te estás peinando, no existe razón por la cual debas tocarte el cabello. Ten en cuenta que tu pelo entrará en contacto con toda la grasa acumulada en tus dedos y esto no será algo para nada beneficioso para tu salud capilar. Simplemente utiliza un cepillo o peine limpio y tu cabello te lo agradecerá.

Sigue una dieta equilibrada

contar con un buen plan alimenticio es sin lugar a dudas una de las mejores defensas en contra de un cabello graso y poco saludable. Si sufres de cabello graso, simplemente evita los alimentos cargados en grasas saturadas. Inclínate más hacia alimentos que contengan vitamina B7 o Zinc tales como la soja, avena, o el apio, y verás cómo esto ayuda a eliminar poco a poco aquella grasa acumulada en tu cuero cabelludo.

Hemos presentado una serie de recomendaciones y hábitos a adoptar en tu vida cotidiana que poco a poco te ayudarán a eliminar el material graso de tu cabello y olvidarte para siempre del problema. Simplemente brinda a tu cabello los cuidados necesarios y los resultados no tardarán en salir a la luz.

Dejar comentario

/* ]]> */