3 Pasos de cómo aprender a meditar

Elena Mendez
Escrito por Elena Mendez

La meditación es una de las prácticas más conocidas y aplicadas a nivel mundial debido a sus beneficios tanto para la salud mental como física.

Con el estilo de vida actual así como las obligaciones y responsabilidades, el estrés afecta a la mayoría de las personas en algún momento de la vida, lo que le ha dado popularidad en los últimos años.

Sin embargo, la meditación debería practicarse diariamente no solo para escapar de estados de desequilibrio espiritual, sino también para mantener la armonía, felicidad y salud.

Empezar a meditar

Niños, jóvenes y adultos se ven beneficiados con la meditación, ya que, además de mejorar nuestro bienestar, genera energías positivas que mejoran todos los aspectos de nuestras vidas.

Empezar a meditar requiere de concentración y compromiso, sin embargo, se va tornando más sencillo con la práctica.

¿Cómo aprender a meditar?

Para lograr los resultados deseados y cambios casi inmediatos, es necesario aprender a meditar de manera efectiva.

Se puede realizar en grupo de personas o de forma individual, con ayuda presencial o mediante audios guiados, al final, su práctica es un gran regalo.

Existen algunos pasos que son indispensables y básicos para facilitar el aprendizaje de la meditación, a continuación se presentan 3 de ellos.

Encontrar un lugar tranquilo:

Es importante buscar un lugar en el que ninguna persona ajena pueda interrumpir el proceso de meditación.

Los ruidos y factores externos pueden ser controlados con la meditación, sin embargo, lo ideal un espacio silenciosos sobre todo al momento de aprender.

Puede ser alguna habitación o espacio abierto como el jardín, lo importante es sentir comodidad y tranquilidad.

Sentarse en posición cómoda:

Puede practicarse la meditación de manera sentada o acostada, aunque, cuando se trata de principiantes, es recomendable de tener una postura con la espalda derecha y las piernas flexionadas, pueden estar cruzadas o no.

Lo más importante es relajar cada músculo del cuerpo de manera consciente, empezando desde la cabeza hasta los pies.

Centrarse en la respiración:

Respirar de manera lenta y natural es una de las claves más importantes para meditar correctamente.

Se pueden tomar 3 respiraciones profundas y lentas para aumentar la relajación y entrar en un estado de concentración, el cual debe mantenerse con la respiración suave.

Al momento de presentarse pensamientos distractores, vuelve a centrar la atención a la respiración.

Al momento de alcanzar la relajación y concentración, pueden incluirse afirmaciones positivas o mantras que ayudan a visualizar o enfocar lo deseado.

Sólo 10 o 15 minutos bastan para comenzar a meditar, lo importante es practicarlo diariamente así como ir aumentando el tiempo de las meditaciones.

Dejar comentario